PRELATURA

DE JULI

Más de 300 sacerdotes dieron positivo por COVID-19 en Brasil

Un reciente boletín publicado por la Comisión Nacional de Presbiterianos (CNP) registra a 347 sacerdotes diocesanos que dieron positivo por el nuevo coronavirus, de los cuales 21 murieron debido a complicaciones causadas por COVID-19.

 

El informe de la comisión, vinculado a la Conferencia Nacional de Obispos de Brasil (CNBB), se publicó el martes 28 de julio y se basó en una consulta con 18 conferencias regionales de la CNBB.

Según los datos presentados, el que tiene el mayor número de sacerdotes infectados por COVID-19 es el Norte 2 de la CNBB, que cubre los estados de Pará y Amapá, el cual cuenta con 58 ancianos con coronavirus y 6 muertes.

 

Luego viene el Noreste 2, que corresponde a los estados de Rio Grande do Norte, Paraíba, Pernambuco y Alagoas. En esta región, 57 sacerdotes fueron infectados y se registraron 3 muertes.

El Sur Regional 1, con diócesis y arquidiócesis del estado de Sao Paulo, es el tercero con el mayor número de infectados, con 38 sacerdotes que dieron positivo y una muerte.

Poco después aparece la región Noreste 1, es decir, el estado de Ceará, con 37 sacerdotes infectados y 4 muertes.

La región 3 del Noreste, que incluye los estados de Bahía y Sergipe, es el quinto en la lista, con 20 sacerdotes infectados, pero sin muertes registradas.

Según el CNP, el único estado sin registro de infectados es Mato Grosso do Sul.

 

Además, la Comisión también incluyó en su informe a los once obispos que dieron positivo para COVID-19 -dos de los cuales han fallecido-, según datos publicados previamente por el CNBB.

Estos prelados son Mons. Juárez Souza da Silva, Obispo de Parnaíba; Mons. Alberto Taveira Corrêa, Arzobispo de Belém; Mons. Antônio de Assis Ribeiro, Obispo Auxiliar de Belém; Mons. Edson Tasquetto Damian, Obispo de São Gabriel da Cachoeira; Mons. Ailton Menegussi, Obispo de Crateús; Mons. Plínio José da Luz, Obispo de Picos; Mons. Vítor Agnaldo de Menezes, Obispo de Propriá; Mons. Joaquim Wladimir Lopes Dias, Obispo de Colatina; y Mons. Jaime Vieira Rocha, Arzobispo de Natal.

Los dos obispos que murieron a causa del coronavirus son el Arzobispo emérito de Paraíba, Mons. Aldo di Cillo Pagotto, quien falleció el 14 de abril a la edad de 70 años; y el Obispo de Palmares, Mons Henrique Soares da Costa, quien murió el 18 de julio a la edad de 57 años.